PERRO FLACO O TRATAMIENTOS

A perro flaco todo se vuelven pulgas. Es un dicho que explica muchas de los males que aquejan a todos los seres vivos. Mucho más importante que tener un arsenal de tratamientos pal perro, es asegurarnos que le damos bien de comer, que no se quede flaco. Está claro, para prevenir enfermedades, tener una nutrición adecuada.

Algunas veces nos han preguntado sobre los abonos, y tratamientos para las enfermedades y los "bichos" que se usan en la huerta. Como explica el dicho, para evitar pulgas (PLAGAS) dar de comer bien al perro (ALIMENTAR LOS CULTIVOS) y si se enferma, ya se trata la enfermedad.

Aunque tenemos algunos problemas con insectos, éstos no están siendo graves. La huerta aún está lejos del equilibrio. Somos conscientes que las cochinitas de la humedad, las hormigas, los pulgones, la mariposa de la col, la araña roja, la mosca blanca, la tuta… están haciendo daño, pero también somos conscientes que van apareciendo depredadores y parásitos de éstos bichillos.

 

Las enfermedades nos preocupan más. Los cultivos en la huerta aún tienen riesgo elevado de ser "perro flaco".

Por ejemplo, el verano pasado no tuvimos tomates. Aquellos tan ricos que vinieron algunas dsc00477veces eran de unos compañeros de Fuenteheridos. A nuestras tomateras se las hizo pasar muy negras una enfermedad conocida como “gangrena”, alternariosis.  La climatología tiene mucho que ver en la incidencia de estas enfermedades de hongos, el Mayo pasado hizo calor, bastante calor. Y llovió. No fué “como agüita de Mayo”, más bien fueron como 200 litros/m2 en dos semanas, encima la humedad relativa era muy alta. Unas condiciones perfectas para los hongos. Esto sumado a otros factores resultó en que los hongos nos dejaron sin tomates.

Así que sí. Tenemos problemas con algunos insectos. Y sí. Tenemos problemas con enfermedades.

¿Cómo los combatimos?

Visualicemos al "perro flaco" a quien todo se le vuelven pulgas.

¿Lo estamos viendo?.

Pues ya está.  Las plantas bien nutridas estarán más sanas, tendrán más recursos para desarrollar un sistema inmune eficaz y serán más fuertes para defenderse de parásitos.

Procuramos aportar materia orgánica, minerales y vida al suelo para que las plantas puedan "alimentarse" bien.  Nuestros cultivos a veces contraen enfermedades que les hacen mucho daño, en estos casos “medicamos”.

Podemos hacer dos grandes bloques con los tratamientos y abonos que se emplean en la huerta, los sólidos y los líquidos.

Sólidos

De los sólidos sólo decir “Bocaaashi” así como en un conjuro. Ya muchas conocéis el bocashi, y ya haremos una entrada exclusiva para este fermento. Si os sabe a poco, podéis pinchar la imagen y os vais a la página 22.

Enero 2017. 8º Bocashi

Enero 2017. 8º Bocashi

Líquidos

dsc00398De los tratamientos líquidos es de los que queremos hablaros. Los preparados líquidos que estamos usando en esta temporada de primavera verano. En general, los tratamientos líquidos tienen la función de aportar nutrientes a la planta y combatir enfermedades e insectos.

Así que ahora sí, vamos a comentar algo de los principales tratamientos líquidos que usamos de forma regular para prevenir (y a veces tratar) plagas y enfermedades.

BIOFERTILIZANTE

¿Para qué?

La principal utilidad del biofertilizante de microorganismos nativos es aportar a las plantas nutrientes asimilables por las hojas.

¿Cómo?

El biofertilizante lo hacemos en casa, se trata de una digestión anaerobia de distintos componentes mediante el

Microorganismos de bosque ya multiplicados

Microorganismos de bosque ya multiplicados

crecimiento de microorganismos que están presentes en el suelo del bosque. En resumen se trata previamente de multiplicar los microorganismos presentes en el bosque en un medio de cultivo adecuado (melaza, salvado de arroz y el mismo humus del bosque).

En un bidón hermético se pone agua, los sustratos que queremos digerir para que sus elementos sean asimilables para las plantas (harina de rocas, cenizas, se puede poner algunos sulfatos u óxidos de distintos elementos), los microorganismos que harán el trabajo y algunos alimentos para éstos organismos (suero de leche y melaza). Una vez que las poblaciones han crecido y vuelto a disminuir, parte de los sustratos ya los han transformado a una forma asimilable para las plantas.

¿Cada cuánto?

Este preparado lo aplicamos a los cultivos, a las hojas en forma de lluvia fina. Lo intentamos aplicar una vez cada dos semanas. Siempre al atardecer.

 

 

PURINES

¿Para què?

La función también es la de nutrir. Además hay purines que por la planta de la que están hechos repelen insectos, fomentan la vida en el suelo, fortalecen a la planta. De momento, los purines que estamos trabajando son principalmente de ortigas, aunque los estamos haciendo de distintas hierbas, depende de la estación.

¿Cómo?

purinEs una digestión aerobia, en un bidón abierto ponemos las plantas y cubrimos con agua. Lo dejamos a la sombra removiendo todos los días, adquiere un olor característico, de cada planta es distinto, no debe apestar, eso es señal de que no está siendo en presencia de oxígeno. A nuestra temperatura en unos 5 días están listos.

 

 

¿Cada cuánto?

ortigaEn realidad con los purines no somos muy sistemáticos. Depende de las plantas disponibles los hacemos o no. Los solemos aplicar en mezcla con los biofertilizantes y con el sulfocálcico vía foliar, es decir en forma de gotitas en las hojas de las plantas, esta aplicación la hacemos siempre al atardecer. También los estamos aplicando al suelo mediante los goteros de riego con la idea de aportar nutrientes y microbiota, solemos aplicarlo al amanecer.

 

SULFOCÁLCICO

¿Para qué?
componentes pulverizados, cribados y mezclados

mezcla de componentes

Lo usamos para combatir y prevenir las enfermedades causadas por hongos. También para tratar plagas de insectos y ácaros (con este fin lo usamos el pasado verano para intentar controlar la araña roja). El azufre tienen un valor nutricional, siendo clave en los sistemas inmunes de las plantas, en la estructura y en desarrollo en general, al aplicar el sulfocálcico fortalecemos el sistema inmune de la planta. Es insecticida y antifúngico, daña las estructuras celulares de los hongos.

¿Cómo?
reacciónando en la marmita

reacciónando en la marmita

La elaboración de este preparado es química inorgánica en estado puro. Consiste en una mezcla de azufre en polvo y cal puesta a hervir en agua hasta que se crean polisulfuros de calcio, que es soluble en agua y se puede por tanto aplicar via foliar. En un bidón metálico se pne agua a hervir, por otro lado mezclamos la cal y el azufre en una hormigonera. Cuando está hirviendo añadimos poco a poco la mezcla al bidón y no paramos de remover hasta que se completa la reacción química. Este sulfocálcico lo guardamos en bidones y lo almacenamos, hacemos mucha cantidad de una vez para que nos dure.

¿Cada cuánto?

Este verano lo estamos aplicando mezclado con el biofertilizante. En general en  los cultivos de verano antes de la floración, en la floración lo estamos aplicando de manera puntual, en concentraciones bajas en momentos que creemos que el riesgo de contraer enfermedades es muy elevado (la tarde antes o después de la awita de mayo). Siempre al atardecer. En las curcubitáceas (calabacines, melones, calabazas…) ahí no lo aplicamos pues le produce quemaduras químicas a las hojas.

 

 

CALDO BORDELÉS

¿Para qué?

El caldo bordelés es uno de los antifúngicos más potentes permitido en la regulación de los cultivos ecológicos. Aunque el cobre es fundamental para la planta, y participa de muchas rutas metabólicas activando enzimas, nuestro interés al aplicarlo es por su función antifúngica. Lo usamos para tratar enfermedades una vez están instauradas.

¿Cómo?

Aunque la elaboración de este preparado es sencilla, no es tan sencillo encontrar los ingredientes, así que éste lo hemos comprado directamente en tiendas de productos fitosanitarios.

¿Cada cuánto?

caldo-bordelesEl caldo bordelés lo reservamos para ocasiones muy puntuales, cuando tenemos alguna enfermedad fúngica instaurada y no podemos combatir con otros medios o cuando hay un riesgo que consideramos elevado de sufrir un daño elevado en los cultivos. Por ejemplo esta temporada de verano lo hemos aplicado alternado al sulfocálcico en las papas cuando aparecieron manchas de Alternaria, el mismo tipo de enfermedad que el pasado verano enfermó tan gravemente a los tomates.

 

BACILLUS THURINGIENSIS

¿Para qué?

bacillus_thuringiensis-1-636x310Lo empleamos para el tratamiento de la tuta absoluta, (es una polilla que pone los huevos en las tomateras en los puntos de crecimiento, en las hojas y en los frutos) una vez que detectamos que las orugas están haciendo daños en un elevado número de plantas, una vez que vemos que la tuta puede convertirse en plaga. El bacillus es una bacteria que produce enfermedad mortal en los primeros estadíos larvarios de la polilla que se están comiendo las tomateras (cuando la oruga es pequeñita)

¿Cómo?

Compramos en sitios de fitosanitarios el preparado en polvo soluble de esta bacteria purificada. Sin más.

¿Cada cuánto?

La aplicación también es en forma de lluvia fina en las hojas, para que quede las bacterias en las hojas y la oruga la ingiera. Siempre al atardecer.

 

 

En esta entrada hemos querido compartir los tratamientos que usamos para la prevención y control de plagas y enfermedades. Hemos añadido enlaces en los que se encuentra más información sobre estos preparados y tratamientos. El enlace que aparece en la foto del bocashi es de uno de los libros de cabecera de vuestra huerta y ahí se encuentra información sobre los biofertilizantes, el sulfocálcico, el caldo bordelés...

Nuestro objetivo es que las plantas estén fuertes y sanas alimentadas por un suelo fuerte y sano, que las plagas no se den porque haya un equilibrio entre poblaciones de herbívoros, depredadores, parásitos… En ayudar a crecer esto es en lo que trabajamos, y esto no es inmediato. De momento tenemos un suelo que no está fuerte ni sano ni es complejo. Esto implica cultivos que no están todo lo bien nutridos que queremos y por tanto son vulnerables a enfermedades. Aportamos nutrientes via foliar (no producidos en el suelo) y “medicamos” enfermedades y plagas para intentar prevenir y disminuir su incidencia y virulencia.

Vamos despacito, que el camino es largo.

 

 

Los enlaces:

Trofobiosis

Enfermedades del Tomate

El ABC de la Agricultura Orgánica y Harina de Rocas

Plantas para curar plantas

Caldo Bordelés

Bacillus Thurringiensis